fbpx

Noticias

Semana Santa es para muchos un fin de semana de  descanso en compañía de su moto. Son miles los vehículos que se tomaran las carreteras y calles, por lo que unos consejos te podrán hacer mas fácil y seguro tu viaje.

Revisar nuestra moto antes de comenzar el viaje

Chequear el vehículo cuando se va a realizar un desplazamiento de larga duración es indispensable. Se debe comprobar el nivel de aceite y que el estado de los neumáticos, la suspensión, las luces y los frenos sea el adecuado. Nos ahorraremos más de un disgusto. Aún así, siempre viene bien llevar un kit anti pinchazos y herramientas básicas por si nos aparece algún contratiempo que podamos solucionar nosotros mismos.

Escuchar las predicciones del tiempo y del tráfico

Estar informado acerca de las condiciones climáticas y del tráfico es necesario para evitar sobresaltos. En caso de mal tiempo, es recomendable retrasar el viaje. Si las condiciones se complican una vez emprendido el viaje, lo mejor es hacer una parada y esperar a que mejore. El mal estado de las carreteras junto con una climatología adversa es uno de los grandes peligros para el motorista.

Usar vestimenta adecuada

La Semana Santa, como hemos dicho, es una temporada en la que el calor y el frío, la lluvia o el viento, puede aparecer y desaparecer según avance nuestro viaje. Una vez consultada la previsión del tiempo, debemos  adecuar nuestra vestimenta  a la temperatura prevista, sin olvidarnos de alguna prenda impermeable a mano por si la lluvia aparece de repente.

Ajustar el equipaje

Se trata de un elemento de seguridad pasiva determinante en términos de seguridad vial. En el mercado existen multitud de bolsos, maletas y mochilas específicas para cada modelo de moto. Si optamos por los tradicionales pulpos o redes, asegurarse de que nuestro equipaje no se mueve, ya que además nos puede desequilibrar.

Comenzar el viaje descansado y realizar paradas periódicamente

La somnolencia es uno de los grandes peligros en la conducción. Se recomienda hacer un descanso cada dos horas máximo. Se debe aprovechar esa parada para hidratarse, ya que en días de calor la falta de hidratación reduce la concentración y aumenta el cansancio. Evitar en esos descansos las comidas copiosas y aprovechar las zonas con sombra para no acumular calor en nuestro cuerpo.

Conducir de forma eficiente

En trayectos largos, además de ahorrar combustible y reducir la contaminación, la conducción eficiente  aumenta la seguridad vial. Se deben mantener marchas largas a bajas revoluciones, tener una conducción lo más uniforme posible, no apurar las frenadas y no acelerar bruscamente.

Centrarse en la conducción y estar atento a la de los demás

La falta de atención continúa siendo una de las causas que más accidentes provocan. La distracción está detrás del 40% de los accidentes en conductores de automóviles. Cambiar el GPS o la radio, hablar por el móvil o fumar entraña un riesgo añadido para el motero, ya que a veces es poco visible para el automovilista cuando realiza alguna de estas prácticas. En nuestro caso, nunca manejar el GPS, cada vez más habitual en viajes en moto, en marcha.

Fuente: www.soymotero.net

 

 

   MÁS NOTICIAS
PRODUCTOS QUE TE PODRÍAN INTERESAR